Carro de Drácula sancionará a quienes arrojen basura en calles de Valencia

Se aplicarán sanciones a comerciantes y personas inescrupulosas que se dedican a arrojar basura en espacios públicos

El alcalde de Valencia Alejandro Marvez aseguró que aplicarán sanciones aquellos comerciantes y personas inescrupulosas que se dedican a arrojar basura en espacios públicos una vez son saneadas por cuadrillas del programa “Valencia Te Quiero”, las cuales se mantienen desplegadas a lo largo y ancho de la capital carabobeña.

En un recorrido realizado por la avenida sesquicentenaria, parroquia Miguel Peña, del sur de Valencia, el mandatario local afirmó que la ciudad comenzó a limpiarse completamente, por lo que pidió colaboración de comerciantes de la zona que sin hacer uso de bolsas negras y a cualquier hora del día arrojan desperdicios ignorando el arduo esfuerzo que realiza el Gobierno Municipal de la mano con el Gobernador de Carabobo Rafael Lacava por una ciudad libre de basura.

“Aquí estamos gobernador Rafael Lacava en la Sesquicentenaria, esto era un
cochinero, montañas de basura, escombros, ya limpiamos todo esto. He hablado con los comerciantes y les dije que quien no colabore será sancionado a través del Carro e´ Drácula”, afirmó.

El presidente del Instituto Municipal de Ambiente (IMA), Yorman Berbecía, refirió que más de 300 trabajadores adscritos a las cuadrillas de “Valencia Te Quiero” mantienen labores de limpieza en el sur, así como en otros sectores de Valencia, además de pintura de acera y barrido.

“Cumpliendo lineamientos de nuestro alcalde Alejandro Marvez y Gobernador Lacava aquí estamos este batallón de hombres y mujeres trabajando sin descanso por una Valencia bonita, una Valencia Te Quiero. Limpiamos esta avenida en su totalidad y la recuperamos. Hace cuatro años que no se veía libre de basura y nosotros lo logramos”.

Explicó que se estableció un nuevo plan de trabajo y sistema de recolección
efectivo con las cuadrillas, así como con los camiones compactadores y tipo volteos; todos operativos para cumplir a cabalidad con la limpieza de la ciudad de norte a sur.